Deberíamos contar con Nuestro Propio Sombrerero

     “Desde que caí por esa madriguera me han dicho qué tengo hacer y quién debo ser. Me han encogido, aumentado, arañado y metido en una tetera, me han acusado de ser Alicia y de no ser Alicia, pero éste es mi sueño y yo decidiré cómo continúa.” Lewis Carroll.

Alicia en El País de Las Maravillas

 

La vida está llena de sueños, ya sea porque nuestro cuerpo necesita el descanso o ya sea que nuestra mente este alerta y dispuesta a soñar… algunos sueños pueden ser efímeros, otros perdurables, otros impulsores de crecimiento de avance la cuestión está en ¿Cómo hacer para que se hagan realidad?, ¿Cómo hacer para que pasen de nuestro mundo onírico a nuestro mundo real?, al momento de nuestro despertar ¿Cómo hacer para que eso que soñamos despiertos lo podamos hacer tangible? cuando permanecemos con nuestros ojos abiertos preguntándonos ¿Será posible?.

El poder de los valores, el reconocimiento de la valía y lo valioso el verdadero engranaje del amor, del impulso, de la fuerza que nos lleva a irnos hacia adelante aún futuro que no conocemos pero que lo incorporamos y lo hacemos nuestro con cada respiración con cada aliento de vida. Es eso que nos hace únicos y distintos a cada uno es nuestra propia vida, la manera de pararnos y actuar frente a ella, desde la Muchosidad.

Le dice el sombrerero a Alicia: has perdido tu Muchosidad.

¿Cuándo es el momento oportuno y conveniente que dejamos de soñar para entrar en la realidad?, ¿Qué falta que suceda?, ¿Qué ha pasado que no se ha dado? son tantas las preguntas que las personas se pueden  hacer en el camino por los sueños son tantas las emociones sentidas y por sentir que nos acogen en ocasiones cuando estamos en esa búsqueda o en esa dualidad a resolver y que puede estar bajo nuestro control o fuera de éste.

¿Qué necesitamos para cumplir nuestras metas?, ¿Qué necesitamos para cumplir nuestros objetivos?, ¿Qué necesitamos para hacer realidad nuestros sueños?, ¿Qué necesitamos para vivir y disfrutar de lo realmente valioso?, ¿Qué necesitamos hacer para no dejar de soñar? y finalmente, ¿Qué necesitamos para creer en nosotros?

Necesitamos Conocer, Necesitamos Ver, Necesitamos Oír, Necesitamos Sentir, Necesitamos Observar, Necesitamos Abrazar, Necesitamos Contemplar, Necesitamos Perdonar, Necesitamos Callar para que la Vida nos Hable y Poder Estar Presentes para Escucharla. Necesitamos en algún momento Perdernos para Encontrarnos, en la confianza de esto que Realmente Somos y que Realmente nos hace Feliz, que nos lleva y conecta con nuestra Muchosidad un término que amplía horizontes, un adjetivo que se puede volver “característica de personalidad”, un modo de vivir.

Y hago alusión al conejo, al sombrerero, al hoyo a la genialidad de obra que es Alicia en el País de las Maravillas y la invitación a pensar, analizar, recibir, sentir, imaginar, emocionar y finalmente vivir para admirar y cuestionarnos el ¿Qué pasaría si?, ¿Qué tanto estoy luchando por mis propósitos y cómo lo estoy haciendo?.

La locura tiene un toque de genialidad, el dejarnos permear por esa iniciativa, impulso, creatividad y la habilidad para “escapar” en ocasiones de la lógica y de la razón que a veces nos inunda y nos puede llegar a frenar pero a su vez, que nos confronta a no dejarnos perder la cabeza del todo.

Y… ¿Cuál es tu Muchosidad?, ¿La tienes?, ¿La quieres tener?, ¿Te sientes preparado para ella, para Ser Tú Mismo?.

Y  si la tienes… ¿Qué puedes lograr? y lo más importante ¿Para qué la quieres tener y hacia dónde la orientas?.  Aquí te doy una gran pista…hacia ti mismo, porque todo lo que haga parte de ti, lo apropies, reconozcas y valores será parte también de los otros, siempre y cuando tú lo decidas.

La invitación a ver esta película o leer el libro es evidente y a que cada uno reciba de ésta lo que se permita. Para mí, desde mi postura de coach y psicóloga la Muchosidad es la intención de apropiarnos de lo que éramos capaces de hacer cuando éramos niños y adolescentes cuando el asombro, el vivir la vida desde lo nuevo, con un toque de “locura”, de pasos siempre hacia adelante, de movimientos sin calcular, sin anticipar, sin temer, es más que una capacidad, es la EXPERIENCIA de crear y recrear el mundo y la realidad que nos vamos encontrando frente a nosotros y no ser sólo espectadores con actitud de expectante para saber ¿Qué tiene esa realidad para mí?, sino de cómo me comunico, relaciono, interactúo, me conecto, hago presencia y estoy presente de manera pro activa y constructiva hacia un propósito, un camino y un sentido.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s